Los problemas en las extremidades distales de los perros

Mar 23, 2017

Varios son los problemas en las extremidades distales de los perros que pueden causar impotencia funcional.

Nos referimos a impotencia funcional cuando un miembro no puede realizar la función que desarrolla normalmente, es decir, no puede apoyar o soportar el peso del cuerpo. Esta dificultad puede ser total (el perro no anda o no apoya) o parcial (tiene dificultades en hacerlo).

Existen varios orígenes y muy diversos que pueden causar impotencia funcional en el perro por lo que se refiere a las extremidades distales, desde el carpo o el tarso del perro hasta la pezuña.

1. Problemas de origen articular: Los perros pueden sufrir degeneración articular, este es un proceso que se agudiza con el paso del tiempo, a partir de los 8 años en perros de razas gigantes y de los 10-11 en razas medianas o pequeñas podemos empezar a considerar que los perros son mayores. Como en la especie humana uno de los problemas propios de la edad es la degeneración articular o artrosis. Esta patología también puede aparecer en individuos jóvenes como causa secundaria a algún problema estructural (malformaciones), inestabilidades articulares, traumatismos… En cualquier caso la artrosis causa la pérdida del cartílago articular, inflamación de la articulación, dolor, inestabilidad… La artrosis la podemos prever, incluso atenuar pero de momento no nos es posible curarla.

2. Problemas de tejidos blandos: Entendemos por tejidos blandos los tendones, ligamentos y músculos del cuerpo del perro. En las extremidades distales de los perros tenemos especialmente tendones y ligamentos. Existen tendones de los extensores y flexores de los dedos del carpo y del tarso que pueden inflamarse, degenerarse e incluso romperse por varias causas. Si esto ocurre los tendones dejan de trabajar o lo hacen con dolor o limitaciones y por lo tanto la movilidad de las patas de los perros se resienten. También tenemos varios problemas de ligamentos que son los tejidos blandos que sujetan la articulación, si estos se inflaman, se sobretiran o se acortan limitaran también el movimiento de las patas de los perros.

Ferulas_perro2.jpg

3. Problemas innatos: Son los problemas que los perros presentan desde el nacimiento, a veces también se desarrollan durante las ultimas fases del crecimiento antes del primer año, como la displasia de cadera, en cualquier caso son difíciles de prever y también de tratar de modo eficaz o solucionar de forma quirúrgica. Pueden ser en los miembros distales malformaciones congénitas, inestabilidades articulares (hiperextensión carpal o tarsal) desviaciones de la articulación, malos aplomos…. Al ser problemas estructurales, que afectan a la propia estructura del perro y desde el nacimiento o edades muy tempranas suelen conllevar problemas de dolor, de inflamación e incluso de artrosis en el futuro.

4. Problemas de origen neurológico: Aparte de la estructura también podemos tener problemas de la función. El responsable de los movimientos de las articulaciones son los músculos y los tendones pero quien da la orden que estos se activen o se relajen y cuando debe hacerse es el sistema nervioso. Existen varios problemas del sistema nervioso que pueden afectar a la movilidad y causar impotencia funcional. Estos problemas tanto pueden ser del sistema nervioso central (cerebro, cerebelo y médula espinal) como del sistema nervioso periférico (nervios que van de la médula a todos los rincones del cuerpo). El resultado muchas veces es el mismo: pérdida de la capacidad de movimiento de una articulación, es decir, impotencia funcional.

Ferulas_perro3.jpg

CÓMO PODEMOS AYUDAR CON LAS ÓRTESIS O FÉRULAS DE ortopediacanina.com A NUESTRAS MASCOTAS?

Todos los problemas anteriormente descritos deben ser siempre diagnosticados y tratados por un veterinario, pero muchas veces como hemos comentado no tenemos un resultado satisfactorio, y aún en el caso que el perro mejore podemos ayudar a mejorar la funcionalidad del perro con una sencilla órtesis o férula. Las órtesis o férulas son elementos que permiten o facilitan la correcta colocación de las articulaciones de los perros para que estos puedan mejorar su movilidad. Tenemos órtesis o férulas de miembros anteriores y posteriores, más cortas o más largas dependiendo del problema que tenga el perro en cuestión.

Las órtesis o férulas de miembros fijan la articulación permitiendo la movilidad en el caso de un problema neurológico que curse con parálisis distal, o disminuyendo el dolor y dando soporte en el caso de un problema de degeneración articular. En los casos de problemas en tendones y ligamentos la inmovilización de una articulación, de forma mucho más cómoda que un yeso, permite la correcta reparación del tejido. Si tenemos una desviación de la articulación, una inestabilidad o otro problema estructural la correcta posición que adopta la articulación con la órtesis o férula facilita la movilidad y evita la aparición de la artrosis y el dolor articular.

Ferulas_perro5.jpg

Antoni Ramon

Fisioterapeuta y Osteópata canino

www.ortopediacanina.com

Posted in General on Mar 23, 2017


Entradas relacionadas